WOOD_FEELINGS_LAYOUT

«Diseño, estudio, prueba y ajuste», hemos descubierto el trabajo artesanal de Wood Feelings, ¡y nos ha conquistado! Se trata de una empresa de reciente creación que fabrica y comercializa muebles de madera maciza con un gusto exquisito. Muebles del pasado que miran hacia al futuro.

Al frente están Adriana Pardo (que procede del mundo de la moda) y por Yago Méndez (que procede del mundo del audiovisual).  Para ellos la madera es «un ser vivo al cual hay que admirar, respetar, cuidar y preservar. Es un modo de vida, un puente hacia la naturaleza que sirve de nexo entre ella y el ser humano. En definitiva, podríamos denominarlo como un sentimiento».

PREGUNTA.- ¿De dónde viene el nombre de vuestra empresa?

RESPUESTA.- Tras muchas noches dándole vueltas y probando múltiples opciones, un buen amigo nos sugirió la idea de unir la palabra madera con sentimiento, nos pareció una ideal genial ya que explica a la perfección lo que significa para nosotros todo este proyecto.

P.- ¿Cómo surge vuestro interés por la madera?

R.- Es posible que siempre nos haya gustado la madera a ambos, pero quizás todo surgió el día que decidimos fabricar objetos y muebles como hobby, ahí empezó nuestro interés por la madera y sus infinitas posibilidades.

P.- ¿Qué expresan vuestros muebles?

R.- Nos gusta que se establezca una conexión entre la persona y el mueble, un lenguaje totalmente personal ya que nunca es el mismo cuando la mirada varía. Pero una de las cosas que personalmente nos gustan que expresen es el respeto por los materiales, lo que lleva irremediablemente al respeto por la naturaleza.

P.- ¿Cuánto tardáis en hacer un mueble? ¿Cuáles son los pasos del proceso de creación?

R.- Hasta llegar a una pieza final hay un largo proceso de investigación y estudio. Partimos de una idea a la que le hacemos cobrar vida a través de unos bocetos sobre el papel. El siguiente paso es llevar esos bocetos hasta el ordenador utilizando programas de diseño. Más tarde viene la creación de las maquetas, donde nuestra idea adquiere un volumen en miniatura. El siguiente paso es el prototipado de las piezas en pino a tamaño real. Una vez realizadas todas las comprobaciones y correcciones se fabrica una pieza con la madera definitiva. Por último, se trata la madera a mano en varios procesos de encerado y secado.

P.- ¿Cuál es vuestra fuente de inspiración para los diseños de los muebles?

R.- No hay una única fuente de inspiración, intentamos empaparnos con todo lo que pasa a nuestro alrededor, cualquier vivencia puede transformarse en una idea. Seguramente la naturaleza sea una fuente de inspiración importante, por las formas, composiciones y colores que nos regala. Al igual que el estudio de las tendencias presentes y pasadas, de las culturas que conocemos y de las que se van cruzando en nuestro camino.

P.- Hablemos, precisamente, del respeto hacia la naturaleza, hacia los bosques… ¿De dónde procede la madera que usáis para fabricar los muebles? ¿Qué especies usáis y por qué?

R.- Desde el primer momento empezamos a estudiar a fondo cada una de las maderas y a aprender sobre el complicado mundo de la tala de árboles. El objetivo era claro: utilizar maderas procedentes únicamente de una gestión forestal responsable. En este momento estamos trabajando con nogal y cerezo, dos especies que, además de las calidades que nos brindan como material, encajan con las gamas cromáticas con las que nos gusta trabajar. De todas maneras, fabricamos bajo pedido con otras maderas a gusto del cliente.

P.- Además, tratáis vuestras creaciones con una cera ecológica de abeja y carnauba. ¿Qué aporta esta sustancia a los muebles? ¿Por qué usar esta cera y no otra?

R.- La cera ecológica de abeja y carnaúba aporta una protección natural, dureza, cualidades anti estáticas que evitan la acumulación de polvo, actúa como fungicida y permite que la madera respire. Al ser una cera incolora hace que la madera mantenga su color natural.

Una parte importante de nuestra filosofía es tratar los muebles con productos naturales. Este es el motivo por el que utilizamos este tipo de acabados.

P.- También hemos visto que colaboráis con Fragas do Mandeo, una entidad centrada en la conservación de los espacios naturales de la comarca de As Mariñas. ¿En qué consiste exactamente vuestra colaboración? ¿Qué actividades lleváis a cabo con ellos?

R.- Ayudamos dentro nuestras posibilidades, a parte de la aportación económica, intentamos desde WF promover el voluntariado y hacer llegar el mensaje de Fragas do Mandeo a la mayor gente posible. Tenemos muchas cosas en proceso con ellos, como por ejemplo, la donación de semillas o arboles autóctonos para reforestación.

P.- ¿Cómo son los clientes de Wood Feelings?

R.- Los clientes de Wood Feelings son personas que ven mas allá del propio mueble. Es gente que valora nuestra filosofía, y que a parte de ser amante del diseño y de la madera, adquiere la pieza sabiendo que es un mueble para toda la vida.

P.- Ahora que la madera y todo lo hecho a mano parece estar tan de moda, ¿creéis que los clientes valoran que vuestro trabajo sea totalmente artesanal?

R.- Obviamente hay una clara tendencia marcada en esta dirección, que hace que todo trabajo artesanal vuelva a valorarse como antaño. Desde el inicio de WF vemos que cada vez hay mas gente que no solo valora el diseño, sino todo lo que hay detrás.

P.- ¿Y qué aporta un mueble de Wood Feelings a la decoración de un hogar?

R.- Para nosotros un mueble de Wood Feelings aporta tanto calidad como sencillez, y un diseño atemporal que encaja en cualquier espacio sea cual sea su decoración o estilo.

P.-  Por último, además de la tienda donde vendéis normalmente vuestros muebles, también habéis participado en varias exposiciones, como el Mercado Central de Diseño en Madrid el pasado marzo o el Test PopUp en A Coruña. ¿Alguna anécdota que queráis compartir con nuestros lectores?

R.- Participar en este tipo de eventos, a parte de darnos a conocer, nos ha dado la oportunidad de encontrarnos con gente que como nosotros está luchando por llevar a cabo una idea. En Barcelona, por ejemplo, nació una gran amistad con una empresa madrileña que se llama Photoalquimia, que recomendamos visitar su web.