aislamiento en hogares

Tu casa es tu pequeño refugio, un lugar donde se desarrolla toda tu vida, dónde creas recuerdos junto a tu familia y dónde almacenas todas las cosas que son importantes para ti. Es, también, el sitio dónde más tiempo pasas a lo largo de tu vida, por lo que es muy importante que esté bien acondicionada para que tú y los tuyos disfrutéis de vuestra estancia diaria. Invertir en un buen aislamiento será fundamental para conseguir este objetivo, no solo porque te ayudará a proteger vuestra casa de los agentes externos (frío, calor, lluvia…) sino porque también contribuirá a aliviar tus facturas.

¿Quieres saber más? ¡En el blog de hoy te explicamos todos los detalles y cómo conseguirlo!

Beneficios de un buen aislamiento

En los últimos años, hemos oído hablar mucho de la eficiencia energética en los hogares. Se busca que las viviendas aprovechen al máximo los recursos de los que disponen y eviten el malgasto, ayudando así al medio ambiente y reduciendo también el gasto en las facturas a final de mes.

Para conseguir este objetivo, el principal aliado es un buen aislamiento térmico, ya que desde el momento de su colocación impide que los agentes externos como la lluvia, la variación de temperaturas o el ruido penetren en el interior del hogar. Y, cómo consecuencia, si estos no penetran, el gasto económico y material para combatirlos es menor.

¡Echemos un vistazo a las principales ventajas de un buen aislamiento en una vivienda!

Beneficios del aislamiento térmico

Confort térmico

Conseguir un buen aislamiento ayuda a la estabilidad en la temperatura interior del hogar durante todo el año, independientemente de las condiciones externas. Esto quiere decir que estará protegido tanto de las temperaturas elevadas en verano (ya que impedirá que el calor entre en tu casa) como de las más frías en invierno (ya que no se perderá el calor que produzcas), garantizando así la comodidad y el bienestar de las personas que lo habitan.

Evita los ruídos

Las características de los materiales utilizados para el aislamiento hacen que funcione como barrera contra los ruidos externos. Esto es especialmente útil e importante si vives en una zona dónde hay mucho tráfico, cerca de una estación de tren o una autovía, ya que te ayudará a eliminar todas esas molestias.

Protección contra la humedad

Es una de las ventajas más importantes del aislamiento térmico, sobre todo si habitas en zonas húmedas dónde acostumbra a llover de manera muy habitual. Además, en el interior de las viviendas se genera humedad por el uso de estancias como el baño, la ducha o la cocina, que es necesario eliminar con rapidez.

El agua es un agente que deteriora con gran rapidez los materiales y facilita la aparición de mohos y hongos. Un correcto aislamiento será tu mejor aliado frente a estos elementos tan molestos.

Ahorro energético y económico

Si tu vivienda está protegida contra las condiciones climatológicas, las demandas energéticas se reducirán considerablemente, haciendo que tu hogar sea más eficiente y menos contaminante.

Conseguirás reducir hasta un 30% los gastos en aclimatación, ya que evitarás las pérdidas y ganancias de calor a través de la fachada (las cuales se corresponden con el 30% del total de la energía consumida en una vivienda unifamiliar).  Este ahorro energético se traduce en un ahorro económico muy importante: las facturas de luz o gas descienden, consiguiendo el reembolso de la inversión en el aislamiento de manera muy rápida.

¡Rentabilidad y ayuda al planeta en la palma de tu mano!

Cómo conseguir un buen aislamiento en tu hogar

¿Cómo conseguir un buen aislamiento?

Dependiendo de dónde se sitúe tu hogar y las características climatológicas de la zona, tendrás unas necesidades diferentes. Si habitas en un lugar seco, dónde abunda el buen tiempo y el sol, no llevarás a cabo el mismo proceso que si habitas en un lugar frío y húmedo, dónde hay mucha lluvia y humedad.

Tradicionalmente, se tiende a pensar que solo es necesario recubrir los muros de la vivienda, sin embargo, es igual de importante proteger otros elementos como la cubierta o el suelo, ya que están igual o incluso más expuesto a las inclemencias meteorológicas.

Aislamiento en climas secos, con gran exposición al sol

Si habitas en una zona con estas características, tu principal necesidad será el confort térmico. Para esto, ten en cuenta la orientación de tu vivienda y aisla bien aquellas zonas que estén más expuestas a la incidencia solar, como las paredes de la fachada o la cubierta. Esto impedirá la entrada del fuerte calor en verano, contribuyendo al equilibrio término en el interior.

Aislamiento en climas húmedos y fríos

Si tu vivienda se sitúa en un lugar dónde el frío y lluvia están a la orden del día, tu lucha se centrará en evitar la pérdida de calor y evitar humedades, moho y bacterias. Para esto, piensa en qué fachadas están más expuestas a las inclemencias y actúa en ellas. Además, deberás prestar especial atención al suelo, sobre todo si tienes un sótano. Crear una cámara de aire para separar tu casa del suelo, así como instalar un buen aislamiento te ayudarán a evitar la pérdida de calor en los pisos más cercanos al pavimento y evitará que aparezcan las temidas humedades.

Cual es el mejor aislante

¿Cuál es el mejor aislante?

En Maderas Besteiro apostamos por materiales de gran calidad y a un buen precio, por lo que te recomendamos que pruebes los tableros de fibra de madera GUTEX. Una avanzada tecnología alemana que responde a las mayores exigencias en materia de aislamiento y de eficiencia energética ya que están diseñados en base a estudios en el campo de la física de la construcción.

La estructura porosa de sus fibras favorece a la “respiración” de sus tableros, evitando el efecto pared fría en inverno y regulando la humedad. Además, su capacidad de absorción de calor es la más alta de todos los aislantes disponibles en el mercado, por lo que evitarás que las altas temperaturas penetren en tu hogar.

Funciona también como aislante térmico, ya que gracias a su porosidad absorbe las ondas sonoras evitando cualquier tipo de ruido.  Y, por si esto fuera poco, es eco-friendly: los tableros de fibra de madera son totalmente reciclables y compostables, por lo que no producen residuos.

Tenemos varios modelos disponibles, para que escojas aquel qué mejor se adapte a tus necesidades constructivas y a tus gustos. Puedes consultar todas sus características en nuestra web.

Si tienes alguna duda o necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotrxs. Puedes llamarnos al 982 284 455 o escribirnos al mailcorreo@mbesteiro.com.

¡Te esperamos!