parqué

Es una de las grandes decisiones en el acondicionamiento de una casa. Elegir parquet o tarima puede suponer un cambio sustancial y sin embargo, son pocos los que tienen claras las diferencias entre uno y otro y las ventajas e inconvenientes de los mismos. Por eso, te lo queremos contar en esta entrada, para que a partir de ahora, tus dudas queden totalmente despejadas.

Comenzamos por el parqué. Se trata de uno de los tipos de suelos más utilizados, está formado por tablillas de madera de aproximadamente 1 cm de espesor y 45 cm de largo, aunque la medida es variable. El parqué está compuesto exclusivamente de madera, a diferencia de la tarima que puede ser sintética. Cuando instalamos parqué sustituimos el suelo de la vivienda por lo que es necesario retirar el pavimento anterior y pegar las láminas al suelo. Aunque en general requiere de obra, cada vez existen más soluciones con las que no es necesaria.

suelo parquet tarima

Pino, roble, nogal, castaño o jatoba son las maderas que más se suelen emplear en el parqué. Las tablas pueden estar formadas por una, dos o tres lamas de madera natural. El parqué  puede ser de una sola capa o multicapa. En este caso, se compone de distintas capas de barnizado, una capa de madera maciza, una capa de núcleo que puede ser de distintos materiales para aportar estabilidad al suelo y una base de chapa.

En cuanto a su mantenimiento, se limpia con productos específicos, hay que acuchillarlo cada cierto tiempo y resiste peor que la tarima los golpes y arañazos.

suelo parquet tarima

Por su parte, la tarima está compuesta generalmente  de cuatro capas, la última capa suele ser de unos 4 milímetros de espesor. La capa superior del tablón puede ser de madera noble o no, la del parqué siempre es de madera noble. La principal diferencia entre ambos es el método de instalación. La tarima suele montarse sobre unos rastreles, o listones de madera, que están  anclados al forjado de la vivienda. De esta manera, el suelo evita el contacto directo con otro material. La tarima no se adhiere a nada y genera así un espacio vacío debajo que le da el nombre de flotante. La superficie sobre la que se coloque la tarima ha de estar estar plana para que el resultado sea óptimo y la vida útil larga.

suelo parquet tarima

Las tablas empleadas para tarimas  son más delgadas y aumentan así su resistencia al desgaste, a la suciedad y a las agresiones externas gracias a la capa superior de acabado.  Además, las tarimas son más versátiles en cuanto a diseño, ya que pueden imitar diferentes texturas como el mármol o incluso tener distintos colores.

En definitiva, si eliges un suelo con pocos problemas y con un precio más asequible, lo tuyo es la tarima y si, por el contrario, prefieres un acabado más bello y cuidado, el parqué es tu mejor opción. En Maderas Besteiro podemos ayudarte a elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Si necesitas asesoramiento puedes ponerte en contacto con nosotros enviándonos un e-mail a correo@mbesteiro.com o llámanos 982 28 44 55. ¡Te atenderemos encantados!