Las fachas de madera son muy estéticas

La importancia de la fachada en un edificio es indiscutible: es lo primero que se ve, el elemento que produce la primera impresión.  Pero también juega un papel super importante en el aislamiento del interior, por lo que se debe prestar mucha atención a qué tipo de materiales se utilizan. En el blog de hoy de Maderas Besteiro queremos presentarte una tendencia que, además de ser muy estética, cuenta con muchas ventajas: ¡los revestimientos de madera para tu fachada!.

La madera es un material que, además de tener una calidez y apariencia natural, cuenta con óptimas cualidades técnicas y se adapta a cualquier tipo de construcción y diseño. Además, en los últimos años, debido a la preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad, se ha convertido en uno de los elementos más demandados a la hora de construir y decorar un edificio, tanto dentro como por fuera.

¿Quieres sumarte a la tendencia? ¡Te damos todas las claves de por qué deberías plantearte revestir de madera tu fachada!

Ventajas de utilizar madera en fachadas

Las fachadas en madera tienen muchas ventajas técnicas

La madera es un material que cumple con todos los requisitos técnicos necesarios para una fachada: es más ligero que otros materiales, protege, ofrece aislamiento acústico y es un perfecto aislante térmico,  por lo que evitarás el sobre-exceso de calor en verano y que el frío penetre en invierno.

Además, se puede convertir en casi cualquier forma y dimensión, por lo que podrás aprovecharla sea como sea tu espacio.

Desde el punto de vista estético, si buscas un material que rompa con la estética tradicional pero que se integre bien con el entorno, la madera será tu mejor aliada.  Su apariencia natural hace que se adapte a cualquier estilo, tanto a edificios modernos como a antiguos, y combina muy bien con otros materiales como la piedra, el hormigón o incluso el vidrio.

También podrás instalar las lamas de diferentes formas, adaptando el diseño a tus gustos y/o necesidades: de manera más tradicional, haciendo formas horizontales y verticales; o más modernista, creando formas onduladas, mosaicos o incluso separadas entre sí para dejar que la luz entre en el interior del edificio creando un efecto muy rupturista.

Además, es un material vivo, 100% reciclable y ecológico. Al utilizarla en tu fachada no solo conseguirás evitar el impacto ambiental al camuflarse con el entorno, sino que también estarás contribuyendo a proteger el medioambiente

Por último, si tienes poco presupuesto o dispones de poco tiempo, estás ante la mejor opción posible. La construcción de fachadas con madera es más rápida y tiene un menor coste que con otros materiales ¡por lo que podrás utilizar tu edificio en un tiempo récord y a un bajo precio!

¿Todavía te quedan dudas de por qué es una magnífica opción?

¿Qué madera escoger para una fachada?

Cada madera tiene sus características, por lo que debes escoger aquella que se adapta mejor a las condiciones climatológicas de tu zona y a las características de tu edificio.  En los revestimientos de este tipo es muy importante usar tipos de madera de gran resistencia y durabilidad, como los de procedencia tropical.

¿Qué mantenimiento necesita la madera en fachadas?

Revestir una fachada con madera le da una estética modernista

De nuevo, dependiendo de las necesidades a las que tengas que hacer frente, deberás optar por un sistema u otro. Pero su mantenimiento es más sencillo de lo que puede parecer: basta con que la fachada esté aireada y con usar algún material de protección para evitar desgaste por las inclemencias meteorológicas.

A continuación te contamos algunos sistemas, pero ¡coméntanos tu caso y te recomendaremos el que mejor funcione para ti!

Tratamientos superficiales: como aceite de linaza, aceite de teca, barnices… es el sistema más básico pero tiene unos grandes resultados.

Madera acetilada: perfecta para aquellas zonas dónde llueve mucho. Consiste en la aplicación de un sistema químico que reduce la capacidad de absorber agua de la madera y evita los problemas derivados de esta.

Autoclave: se seca la madera en ausencia de aire y se aplican sales de cobre para protegerla contra las inclemencias meteorológicas.

Madera termotratada: es un tratamiento que altera la composición de la madera con calor y ausencia de oxígeno.

En definitiva, las fachadas de madera son una opción muy versátil, cómoda y que cuenta con multitud de ventajas técnicas. Además, no solo conseguirás darle un aspecto singular y aportarle calidez a tu vivienda, sino que también estarás contribuyendo con el medio ambiente. ¿Se le puede pedir algo más?

Si tienes alguna duda o necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotrxs. Puedes llamarnos al 982 284 455 o escribirnos al mailcorreo@mbesteiro.com. ¡Te estamos esperando!