Hoy en día debido al momento que estamos viviendo provocado por la crisis sanitaria de la Covid-19 limpiamos nuestro hogar mucho más en profundidad ya que las superficies pueden ser el refugio de muchas bacterias no deseadas.

Por este motivo es necesario que nuestra casa esté dotada con materiales que tengan características antibacterianas. Además de esto es imprescindible la limpieza para evitar posibles infecciones. En Maderas Besteiro te damos todos los detalles de esta fórmula. ¡Toma nota de nuestros consejos!

A día de hoy existe una serie de materiales con propiedades antibacterianas para ofrecernos una mayor higiene en las superficies. Esto junto con la limpieza que hagamos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida.

Este tipo de superficies deben evitar la fijación de las bacterias o eliminarlas. Por lo tanto, contribuyen a espacios más limpios y a una vida más saludable mejorando la calidad del ambiente en el interior y previniendo el desarrollo de enfermedades infecciosas.

Los suelos laminados FinFloor y Purefloor, las superficies de melamina, las encimeras de Fintop, entre otros, de Finsa disponen de materiales con propiedades antibacterianas.

Las superficies de melanina disponen de la característica antibacteriana, incluyendo cualquier tipo de soporte y espesor. Son un material de naturaleza no porosa y resistente. Por lo tanto, son muy fáciles de limpiar ya que no necesitan cuidados especiales y hacen de esta superficie un material higiénico y duradero.

Su mantenimiento solo requiere de una limpieza regular. Generalmente solo es necesario retirar el polvo con un paño, esponja o bayeta suave y húmeda, preferiblemente con agua tibia. En el caso de que las manchas sean más persistentes, se pueden emplear otros métodos como:

  • Si se ha derramado algún tipo de líquido como, vino, café… se recomienda su limpieza cuanto antes.
  • Si la mancha es de grasa o más profunda se puede aplicar algún tipo de producto de limpieza doméstica no abrasivo como jabón líquido, detergente o limpiacristales y así retomará su aspecto original.
  • Para manchas más complicadas como tintas, pinturas, barnices… se recomienda el uso de alcohol mezclado con agua o acetona.

En cuanto a la desinfección de estas superficies se puede emplear productos como lejía diluida en agua, siempre siguiendo las indicaciones del fabricante o algún tipo de solución jabonosa desinfectante de uso doméstico.

Para tratar estas superficies nunca se debe emplear ningún tipo de esponja metálica que pueda dañar el material, ni disolventes de pintura o productos abrillantadores que puede ser que alteren el brillo e incluso el color.

Finalmente, es imprescindible que tras la limpieza o desinfección se deje secar por completo.

En definitiva, las superficies de las que estamos hablando son muy puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 982 284 455 o en el mail correo@mbesteiro.com. ¡Estaremos encantados de ayudarte y asesorarte!