besteiro01

A continuación, reescribimos parte de la publicación aparecida en La Voz de Galicia edición Lugo sobre nuestra empresa obra de la periodista Dolores Cela:

«Maderas Besteiro afronta el año 2015 con la esperanza de que se consoliden los tímidos indicios de crecimiento económico que empezaron a apreciar en el 2014 y con la idea de potenciar la línea de estructuras. Esta es una apuesta que empezó a desarrollar el pasado año la compañía lucense, referencia en su sector, que fundó Bautista Besteiro Fórneas en el año 1930.

La empresa familiar se encuentra ahora en pleno tránsito hacia la tercera generación, con ambiciosos proyectos, no sólo para mantener su estatus, sino para tratar de escalar puestos en el ránking de empresas de su sector a través de la especialización y de las certificaciones de calidad. Cuenta con cinco, entre ellas el certificado FSC de gestión forestal, que garantiza que cumple con los requisitos de estándar en cuanto a la cadena de custodia de productos forestales.

El objetivo de crecer y especializarse ha llevado a Besteiro a invertir medio millón de euros en un robot para el mecanizado de madera para estructuras y cubiertas, la única máquina de este tipo instalada en España y de la que solamente funcionan 30 eB7suGgCCUAE_q8wn el mundo. La Hundegger, de tecnología alemana, permite trabajar por las seis caras y sin necesidad de voltearlas, piezas de hasta 13,5 metros de largo y de 65 centímetros de ancho.

En este año, Besteiro acometerá otra inversión, próxima al millón de euros, en dos seccionadoras y en un almacén inteligente, controlado por un robot. Apila tableros, que usan en una de las líneas de negocio de la empresa, que abarca desde cocinas a todo tipo de muebles con acabado de melamina. Los coloca dentro de un recinto de 1.050 metros cuadrados situado en el interior de una nave. Esta inversión le permitirá a la empresa una mayor capacidad de gestión.

La tercera de las líneas de negocio es la de madera maciza. Además de suministrarle materia prima a los carpinteros y otros profesionales, la firma lucense cuenta con su propia fábrica de suelos, puertas y escaleras.

El 70% de la materia prima que utiliza la empresa la compra en el extranjero. A sus instalaciones llegan anualmente 25.000 metros cúbicos de madera de todo tipo para sus diferentes líneas de negocio. Su procedencia es diferente según el uso al que la vayan a destinar. El abeto para las estructuras lo adquieren en Austria y en Alemania. El castaño procede de Asturias y el eucalipto es gallego.

Para la otra área de fabricación, la de los suelos, cocinas macizas y puertas, adquieren pino y abeto en Finlandia, el castaño es gallego y ruso, el roble procede de Estados Unidos y las maderas tropicales de África y de América.

La empresa, que opera en el noroeste de España, está buscando mercados en el extranjero. Panamá, Columbia y Marruecos son sus objetivos inmediatos».