Mario Carballo redimensionadaSegunda parte del reportaje publicado en Objetivo: Innova, suplemento de La Voz de Galicia.

La dirección de Maderas Besteiro ha apostado muy fuerte por los nuevos proyectos, ya que confía en la gran proyección de su industria. «Como dice Bautista Besteiro, y todo el mundo parece que lo corrobora, este es el siglo de la madera. Galicia tiene un recurso de gran potencialidad y empresas transformadoras e instaladoras en diferentes ámbitos, que son referentes a nivel internacional. Por lo que creo que tenemos las bases para que la comunidad gallega pueda convertirse en una zona con importante peso a nivel europeo en este sector. Ahora bien, debemos realizar una apuesta clara por desarrollar este sector, desde todos los ámbitos (institucional, privado, empresarial, universitario) y en diversas aspectos, desde la selvicultura hasta el acabado final, pasando por el transformador e instalador», apunta Carballo que cree que es imprescindible «tratar de añadirle valor a la madera en los diferentes procesos productivos». «Tenderemos que fijarnos y por supuesto mejorar (porque estamos muy capacitados) en lo que han desarrollado en toda Centroeuropea con la utilización de la madera para construcción y decoración», comenta.

Para Mario Carballo, el valor de su producto está en el proyecto final. «Nuestros proyectos son poco relevantes; si lo son las numerosas y variopintas iniciativas que realizan nuestros clientes y profesionales del sector utilizando nuestros productos, ahí podemos decir que desde la restauración de edificios con cuatro siglos de historia hasta edificios modernistas, viviendas eficientes energéticamente o en zonas de esparcimientos estamos presentes», matiza el directivo.

El cierre de 2o16 se presenta optimista para el responsable de la compañía lucense. «Seguimos notando el mercado inestable, por lo que hay que ser cauteloso con las previsiones, aunque esperamos que suponga un crecimiento respecto a 2015, como está siendo desde el 2013», concluye.

Luisa López