Si eres de los que les encanta la vida en el campo, los retiros y la tranquilidad, te encantarán las casitas de madera. Este tipo de construcciones son perfectas para tus descansos de campo o tu parcela rural, como vivienda adicional pero también como casa vacacional para pasar un fin de semana.

Una casa de madera puede ofrecerte las mismas comodidades que cualquier otra casa pero además te ofrece el encanto que tiene vivir en una construcción de este tipo y  podrás disfrutar de ella de una forma mucho más rápida.

Una casita de madera se puede construir en muy poco tiempo y de forma muy sencilla. ¿Cómo? Estas casas suelen construirse con antelación, por lo que posteriormente solo hay que proceder a su instalación. Para la construcción se deben realizar igualmente los  trabajos de cimentación, suministros y saneamiento como en cualquier otro tipo de hogar pero se termina mucho antes que en una vivienda convencional por lo que ahorrarás mucho tiempo.

Si te decides a construir una casita de madera, ahorrarás no solo tiempo sino también dinero ya que la construcción es sencilla y necesitarás menos operarios. Una casa de este tipo suele ser sostenible y amigable con el medio ambiente. La madera es un material cuyo  proceso de transformación es muy sencillo y necesita poca energía. Optar por una casita de madera reduce la contaminación, controla el consumo energético y, sobre todo, promueve el crecimiento de bosques controlados.

¿Qué madera puedes utilizar para construir casitas de madera? Lo importante de la madera que emplees es que sea resistente y durable. Teniendo en cuentas estas características, puedes optar por el abeto nórdico. La madera de abeto es muy densa, aislante y resistente y se emplea por ejemplo en la construcción de saunas. Por tanto, tu casita de madera va a estar protegida contra las inclemencias del tiempo, humedades, lluvias etc.

Otras maderas de gran resistencia y durabilidad son las tropicales y teniendo en cuenta que tu casita de madera va a estar expuesta a fenómenos meteorológicos este tipo de madera es una garantía. 

El interior de tu casita de madera también ha de estar hecho con una madera aislante de humedades y ruidos. Las opciones decorativas son muchas, desde dejar al descubierto toda la madera interior con vigas y paredes de madera hasta combinarla con otros elementos rústicos como piedra, pizarra, cristal, azulejos hidráulicos o metal.

Ahora seguro que ya tienes muchas razones para decidirte a construir tu casita de madera y pasar los fines de semana de la forma más bucólica que puedas imaginar en medio de la naturaleza. Sea cual sea tu razón para elegir una casita de madera como segunda residencia no dudes en ponerte en contacto con nosotros: 982 284 455 / correo@mbesteiro.com. ¡Estaremos encantados de asesorarte!