Como ya comentamos en un post anterior de uno de nuestros trabajos, una de nuestras señas de identidad es enfrentarnos a nuevos retos de cara a la evolución de nuestra empresa, mejorando día a día en nuestro trabajo. ¡Y así seguimos! En este post, os traemos otro nuevo proyecto de Maderas Besteiro, del que estamos muy satisfechos con el resultado.

El proyecto se inició en 2016 cuando nos ofrecieron la posibilidad de realizar el restaurante «As Canteiras» en la localidad lucense de Antas de Ulla. La propuesta que se planteó por parte de sus promotores era la creación de un espacio agradable, integrado en el paisaje, sostenible y eficiente energéticamente. Así que, sin lugar a dudas, se escogió la madera como material constructivo para todo el edificio.

En primer lugar, hay que mencionar que ya había un complejo formado previamente por cinco edificios, construidos con materiales naturales propios de la zona, como es la piedra de granito. Por lo tanto, había que crear una edificación acorde con el entorno rural en el que se encontraba. Y… ¡así fue! un resultado que recuerda claramente a la arquitectura tradicional gallega.

Nuestros compañeros de LIGNIA fueron los encargados de la construcción del restaurante de 220 metros cuadrados, construido y aislado íntegramente con nuestra madera. Desde Maderas Besteiro nos encargamos de aportar la oficina técnica, suministro y el mecanizado de la madera.

Proyecto singular en madera

Las materias primas para este proyecto fueron el pino serrado, abeto laminado y la fibra de madera. Tanto en los muros como en la cubierta se hizo una combinación de madera aserrada con madera laminada. Los muros llevan un sistema de entramado y la cubierta se compuso por un esquema tradicional de cerchas, completando todo ello con tableros que arriostran el conjunto de OSB en muros y contrachapado de okume en la cubierta.

Un elemento notable de este edificio es la presencia del tablero de fibra de madera de GUTEX, aislante regulador de la humedad que funciona muy bien ante el frío y el calor. Es decir, tiene variaciones térmicas más estables por su capacidad de conservar energía, de modo que el calor acumulado en las horas de más radiación solar por el día, se libera amortiguado con un desfase de horas por la noche.

Además, el complemento fundamental presente en este sistema son las láminas reguladoras de vapor, impermeables y herméticas al aire, así como cintas y complementos de sellado de PROCLIMA, que aseguran el correcto funcionamiento del aislamiento y protegen el edificio.

Todo esto forma un combo que permitirá reducir notablemente los consumos energéticos, las facturas de calefacción y climatización y tener un mayor confort en el interior, donde se crea un espacio limpio y saludable.

Bajo impacto ambiental 

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la construcción en madera tiene un bajísimo impacto ambiental dejando una huella de carbono asociada muy reducida a la hora de compararla con otros materiales convencionales como el hormigón o el acero. Hablamos de una construcción en seco en la que el 99% de los materiales empleados son naturales, ecológicos y totalmente reciclables.

En definitiva, gracias a la innovación tecnológica, hoy en día la madera es igual o más resistente que otros materiales de construcción, además de otras muchas ventajas.

Y tú, si quieres saber más de este espacio,  puedes ver este reportaje en la RTVG.

Si necesitas asesoramiento o simplemente quieres informarte acerca de nuestros productos o servicios puedes ponerte en contacto con nosotros: 982 284 455/correo@mbesteiro.com. ¡Estaremos encantados de ayudarte!