urbanarbolismo 2

Cuando se unen campos tan diferentes como arquitectura y naturaleza, surgen empresas tan sorprendentes como Urbanarbolismo. ¿Los ingredientes? Dos arquitectos (Jordi Serramia Ruiz y Lorena González Ciller), un ingeniero forestal (Hugo Riquelme Ortega) y una pequeña plantilla de jardineros. Los une su pasión por la naturaleza, las ganas de disfrutarla, tanto cuando están en casa como cuando salen de viaje. Se dedican a hacer jardines verticales, cubiertas ajardinadas, piscinas naturales, rehabilitación ecológica, y hasta ¡casas del árbol!

Para ellos, la madera es «un material de construcción con baja huella ecológica», pero no es eso lo único de lo que hemos hablado…

PREGUNTA.- Una de las cosas que más nos ha llamado la atención son los jardines verticales. ¿Cuáles son sus beneficios?

RESPUESTA.- Los jardines verticales aportan múltiples beneficios, pero tal vez el principal sea la mejora de la calidad del ambiente en lugares cerrados: viviendas, oficinas. Esta mejora de la calidad viene dada por una regulación de la humedad ambiente, de la temperatura y por la absorción de determinados contaminantes aéreos: benzeno, tricloretileno, monóxido de carbono…

P.- ¿Hay algún tipo de edificio que resulte más apropiado para instalar un jardín vertical?

R.- Se puede instalar un jardín vertical en cualquier edificio. Nosotros los recomendamos para interiores de oficinas, restaurantes y viviendas, que es donde despliegan la mayor parte de sus beneficios.

P.- ¿Cuánto tiempo de media os lleva montar un jardín vertical?

R.- Depende del tamaño, aproximadamente 10 metros cuadrados al día.

P.- Una vez instalado, ¿requiere más cuidados que uno “horizontal”?

R.- Un jardín vertical requiere incluso menos cuidados que un jardín horizontal, pero como todos los jardines, sin un mínimo mantenimiento se pueden echar a perder.

P.-  ¿Cómo nos ayudan este tipo de jardines en las ciudades? ¿Pueden reducir la contaminación?

R.- Los jardines verticales en las ciudades podrían ayudar a reducir la contaminación, sin embargo son mucho más eficaces en un ambiente cerrado que en un espacio abierto, donde la superficie que necesitaríamos de jardines verticales debería ser muy grande para tener un impacto significativo en la contaminación de la ciudad.

P.- De jardines, pasamos a piscinas… ¿Cómo nos definiríais vosotros el concepto de piscina natural? ¿Qué ventajas presentan frente a los otros tipos?

R.- La frase que resumiría la respuesta esta pregunta sería: Una piscina natural es como bañarse en un río de agua transparente. Al bañarnos en un río no nos pican los ojos. Bañarnos en un río no produce ningún efecto negativo sobre la piel. Al bañarnos en un río podemos disfrutar de las plantas, de los peces, de las ranas de cualquier animal que queramos tener, o no, en nuestra piscina natural.

P.- Vamos con las casas en los árboles… ¿Soñabais de pequeños con tener una?

R.- De pequeño tenía un palé en un algarrobo, no es lo mismo pero nos apañábamos.

P.- ¿Hay algún diseño o propuesta que os hayan hecho y que recordéis con especial cariño?

R.- Este vídeo del cliente explicando la casa que le hicimos nos emocionó mucho.

P.- Para aquellos que estén interesados, ¿cómo debe ser un árbol para poder construir una casa en él?

R.- Se puede construir en cualquier árbol, el problema no es si se puede o no, el problema es cómo.

P.- En Besteiro apostamos por la construcción de viviendas de madera y hemos visto que recientemente habéis escrito sobre la construcción con bambú… ¿Creéis que los materiales naturales son los que nos acompañarán en el futuro de la edificación? ¿Estamos ante una “revolución ecológica” en lo que a edificación se refiere?

R.- Me gustaría que hubiera una revolución ecológica en la construcción. Sin embargo, determinadas formas y procedimientos están muy arraigados en España y todavía la construcción ecológica queda para aquellos que pueden hacer una inversión superior.

Imagen: Urbanarbolismo