Los armarios y vestidores de madera son una gran opción de almacenaje imprescindible en la distribución de un hogar. Si estás reformando tu casa o construyendo una nueva esta es una decisión importante que deberás planificar con antelación. Te damos algunas claves para elegir armarios o vestidores en función de las características de tu casa y de tus necesidades de espacio.

En una casa pequeña los armarios empotrados son una solución ideal para mantener el orden y para aprovechar al máximo el espacio. Estos armarios permiten la colocación en rincones irregulares, techos inclinados, huecos debajo de escaleras, espacios residuales etc.  Puedes distribuir el interior con barras y cajoneras en función de tus necesidades.

El sistema de apertura también puede ser variado, desde puertas batientes, correderas o plegables que permiten aprovechar todavía más un espacio limitado. El frente del armario debe ir siempre en consonancia con el estilo decorativo del resto de la estancia y con la madera de los suelos y de otros muebles de la habitación.

Los armarios empotrados de madera se pueden limpiar fácilmente al no existir hueco entre el armario y la pared. Se ajustan siempre al espacio que tenemos y podemos personalizar el frente a nuestro gusto. Permiten organizar la ropa mejor que los armarios convencionales, suelen tener más amplitud y ofrecen harmonía estética ya que la ropa no estará a la vista y la sensación de orden y amplitud será mayor.

Además de en el dormitorio, existen otros espacios ideales para colocar un armario empotrado de madera y dar uso a  espacios muertos. Por ejemplo, en un largo pasillo, en una buhardilla, en un bajoventana o incluso en el baño, si es de grandes dimensiones.

Si dispones de una estancia que puedas dedicar solo a guardar la ropa, entonces el vestidor de madera es la opción perfecta. Permite ver de un solo vistazo las prendas ordenadas por tipo o color. Si la estancia es muy grande puedes instalar una isla en medios con cajoneras que te permita guardar dobladas las prendas más pequeñas y además la podrás usar como mesa.

Si tu casa no es tan grande, no tienes por qué renunciar al vestidor de madera. Una estancia pequeña también puede convertirse en vestidor. Para crear sensación de mayor amplitud es recomendable usar armarios con espejo que multiplican el espacio y la luz de la estancia.

El vestidor permite siempre tener al alcance de la vista toda tu ropa y suele ser una opción más económica que el armario empotrado, especialmente si optas por un vestidor al aire, sin puertas. Eso sí, deberás ser muy ordenado y cuidadoso para mantener un aspecto impecable en tu vestidor.

¿Estás pensando en instalar un armario o un vestidor de madera en tu casa? En Besteiro te asesoramos sobre las mejores opciones que puedan encajar en tu hogar. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el  982 284 455  o por mail correo@mbesteiro.com. Estaremos encantados de ayudarte.